61-6
Laos

61. Ultimo día en Vang Vieng y el Viaje por la capital: Vientiane – Laos

NOS SUBIMOS A LOS GOMONES (PERO NO A TOMAR ALCOHOL)

61-1Salimos bien temprano al día siguiente para seguir recorriendo los alrededores de Vang Vieng. La siguiente parada serían las cuevas de Tham Nam. O ¨Tham Nam¨ Caves. Al llegar nos quisieron cobrar un pequeño canon por estacionar la moto. Nosotros, siguiendo nuestros ideales, estacionamos las motos fuera del predio, escondidas detrás de un árbol. Además, para ir desde estacionamiento hasta la zona de las cuevas, te cobran USD 1,50 por cruzar un puente. La cosa es que una vez que estábamos adentro del predio, descubrimos que hay otro puente por el que se puede pasar gratis (aun que en peor estado…). Una vez dentro del complejo hay algunos templos para visitar y en algunos pretenden cobrar algunos pocos KIP. Como nosotros ya estábamos hinchados de que nos quisieran cobrar por todo, hubo algunos a los que ni siquiera entramos por la indignación que teníamos.

Lo importante de esta visita era que queríamos llegar a una cueva llamada ¨Water Cave¨, que se encuentra dentro de este complejo. ¿Que tiene de interesante esta cueva? Tal como su nombre lo indica, es una cueva que tiene agua. Llegamos a la puerta de esta cueva y allí nos esperaba un hombre laosiano con su sonrisa más prominente y ofrecernos los servicios de su gomón y su linterna. Le pagamos el canon correspondiente y saltamos a nuestros gomones. Nos aventuramos a hacer esto Gastón, Belu y Yo. Barbi se quedó porque le daba un poco de impresión el temita de estar flotando en el agua sobre un gomon e ir tan cerca del techo y a oscuras. La experiencia era un poco claustrofóbica en sí. Ya acomodados en nuestros gomones, nos agarramos de una soga que es la que te ayuda a deslizarte a través de la cueva. Recorrimos la cueva de principio a fin y la oscuridad dentro es total, la humedad es pesada y la soga por la que uno se arrastra llega hasta un punto, pero uno puede seguir metiéndose más y más adentro de la cueva pero por alguna razón esto puede llegar a ser realmente peligroso. En total estuvimos adentro de la cueva 45 minutos y fue muy entretenido. Recomendable.

LAS CUEVAS EN LAOS = LOS TEMPLOS EN TAILANDIA

61-2Si hay algo de lo que, aparentemente, hay mucho en Laos, son cuevas. Cuevas por aquí, cuevas por allá. En muchos de los pueblos o ciudades que se visitan, te presentan 61-4como atractivo turístico ¨Las cuevas de tal o cual lugar¨. Ojo, no estoy diciendo que esto sea malo ya que a nosotros nos encantaron todas las cuevas que visitamos. Pero yendo a una realidad objetiva, no hay mucho nuevo para conocer o ver en la 6ta o 7ma cueva que se visita. Lo que si, puedo decir que es impresionante los paisajes naturales con los que te recibe Laos en cada uno de sus lugares. Siguiendo con la visita dentro del complejo Tham Nam, fuimos a visitar algunas cuevas mas. la oscuridad que hay en todas las cuevas es realmente abrumadora por lo que es muy aconsejable llevar una linterna (por si tu teléfono se queda sin batería durante alguna visita). Algunas de las cuevas son mezcla de cuevas y templo ya que tiene un buda adentro con ofrendas varias de todo tipo. Dentro de este mismo complejo hay también otro lugar llamado ¨Blue Lagoon¨ (Corresponde aclarar que hay unos 4 lugares llamados Blue Lagoon que se pueden ir a visitar) y era exactamente igual (muy parecido) al anterior Blue Lagoon que habíamos ido. Lleno de chinos, una cueva para visitar y una pileta de agua natural con sogas y árboles desde los que uno puede tirarse. Para cerrar el día de recorrido en Vang Vieng, fuimos nuevamente a la vera del rio a disfrutar el atardecer pero esta vez con el condimento especial de los globos aerostáticos que decoraban el cielo. Aquí en Vang Vieng se puede realizar un paseo en Globo por la tarde para disfrutar de vistas únicas y el costo es de unos USD 90 por persona.

VIAJE A LA CIUDAD CAPITAL DE LAOS

61-5Cerramos el día pudiendo conseguir boletos de bus para irnos hacia Vientiane a la mañana siguiente. Nos fuimos a dormir y después de desayunar nos pasó a buscar un tuk tuk para llevarnos a la estación de buses. Nos esperaba un viaje de 4hs hacia la ciudad capital de Laos en un bus por USD 5,80. Pasado el tiempo de viaje, finalmente llegamos a Vientiane y bajamos del bus. Agarramos nuestras mochilas y nos fuimos en buscar de nuestro hostel. Al caminar un par de cuadras Belu me mira y me dice ¨Y TU MOCHILA CHIQUITA???¨. Instantáneamente tuve un mini paro cardíaco. Me había olvidado la mochila en algún lugar! Salí corriendo a toda velocidad con mi mochila acuestas, volviendo a la zona donde nos había dejado el bus. Al llegar, ví que la mochila estaba ahí, detrás de una maceta, en el lugar donde yo la había apoyado para seguir bajando todas las mochilas. En la ¨Mochila chica¨ tengo mi computadora MacBook Pro, tengo un Drone, el portavalores (con el dinero incluido), los cargadores del celular. Cosas que para el viaje tienen un gran valor y, por otro lado, si llegaba a perder otro DRONE no me lo iba a perdonar.

61-7Una vez que pudimos dejar atrás el pequeño incidente, llegamos a nuestro hostel y pudimos acomodarnos sin problema y ya salimos a recorrer a pié la ciudad. Vientiane una ciudad capital, casi como cualquiera. Fuimos a visitar el palacio presidencial y luego una recorrida por su plaza principal. Aquí es donde tuvo algo muy llamativo para mostrarnos. A lo lejos, siguiendo por la avenida principal, se puede ver un gran monumento macizo, cuadrado. A medida que uno se va, acercando va percibiendo el gran parecido a otro gran monumento que decora 61-8una gran ciudad europea. Aquí en Vientiane, al haber sido colonia francesa, se erige un monumento réplica y en honor al arco del triunfo que se puede encontrar en Paris. Aquí se le llama monumento Patuxai. Justo dentro del monumento hay un cartel que indica que es la replica del arco del triunfo e indican que al no haber sido terminado, el monumento parece un ¨Gran 61-10monstruo de cemento¨ ya que no tiene los detalles ni la belleza del original. Por otro lado, lo que si fue original, fue que al pasar del otro lado del monumento, encontramos una muestra de esculturas realizadas con vajilla… Si, con vajilla. Platitos de café, tazas de café, cubiertos, platos. La verdad es que es impresionante lo que lograron hacer. Por último, en este primer día de recorrido fuimos a conocer la estupa dorada de Pha That Luang. Ideal para ir a conocer durante el atardecer con el color anaranjado del sol rebotando en el dorado de la estupa. Un marco maravilloso. De aquí nos fuimos a pasear al mercado, que está al lado de la estupa dorada y finalizamos el recorrido visitando el Patuxai de noche, todo iluminado, y ahora sí, se veía mucho mas lindo que de día.

PEDALEANDO AL BUDHA PARK

61-9A la mañana siguiente, nos levantamos con un objetivo en mente. Pedalear en bicicleta hasta el Budha Park que se encontraba a 24KM desde donde estábamos en este momento. ¿Es mucho? ¿Es poco? No teníamos idea pero lo íbamos a descubrir. Nos montamos a las bicis y arrancamos el viaje. Después de un rato largo de pedalear, nos dimos cuenta que no fue tan tan buena idea la de alquilar las bicicletas. Podríamos haber puesto un poco mas de dinero y alquilar las motos. El viaje en Bicicleta fue algo entretenido pero fue simplemente un viaje a través de autopista y nada lindo ni llamativo para ver hasta llegar al Budha Park efectivamente. Tanto Barbi como yo llegamos MUERTOS… por el otro lado, Gaston y Belu estaban como para pedalear 24km más. Llegamos al famoso parque de los budas que alberga unas 300 estatuas de dicho gran maestro de la iluminación: Budas reclinados, parados, orando, meditando… Budas en todas las poses que se puedan encontrar y todos tallados perfectamente sobre piedra. Estuvimos un tiempo largo dando vuelas alrededor del parque visitando cada uno de los budas y allí almorzamos.

61-11Cuando ya estábamos listos para regresar, decidimos entre todos ver si podíamos tomarnos un colectivo con las bicicletas. Pasó el colectivo y nos negó el paso. No quedaba otra opción que empezar a pedalear. Aun que si… quedaba otra opción. Barbi y Gaston decidieron quedarse en la parada de buses haciendo dedo a las camionetas que pasaban para ver si alguna los levantaba. Belu y yo comenzamos a pedalear para ir volviendo y si algún alma caritativa nos quisiera levantar, nos subiríamos felices. A los 15 minutos de estar andando en la bici, pasó una camioneta que nos tocó bocina y nos 61-12pasó de largo, arriba venían Barbi y Gastón que habían logrado que los levanten!! El conductor de la camioneta entendió todo y frenó adelante nuestro. Con Belu nos apuramos y subimos nuestras bicicletas a la caja y nos apretujamos allá arriba con las 4 bicis. La camioneta nos acercó lo mas que pudo y nos dejó a 4km de nuestro hostel. Aprovechando que teníamos las bicicletas y algo más de tiempo, pasamos por la gran estupa negra de Vientiane. Nada que destacar, mas que es una gran estupa que ya tiene muchos años y sigue siendo un lugar sagrado para los laosianos. Así, cansados como estábamos, fuimos a devolver las bicicletas y hacer el check out en el hotel por la noche. Ya teníamos nuestra reserva para tomarnos un bus cama camino a Phonsavan. Última parada de nuestra aventura en el país antes de pasar por tierra hacia Vietnam.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: