55-5
Tailandia

55. ¿Que se hace en un templo de Meditación? En Pai – PARTE 2 – Tailandia

55-1Y después de desayunar, a las 8:00hs., viene la primera meditación del día. Nos sentamos todos los voluntarios en el Dharma Hall que estaba dispuesto y preparado para recibirnos. Todo el Hall estaba cubierto de mantas y colchoncitos para que los voluntarios fueramos a sentarnos allí. Además, para quienes sufren un poco más los dolores de la postura al sentarse ¨Tipo Indio¨, hay sillas dispuestas a un costado. La manera de sentarse en el Dharma Hall es siempre mirando hacia el escenario, nunca se debe mostrar la base de los pies al Buddha. Los pies deben estar cruzados, entrelazados como indio o sino, ambos pies hacia atrás o hacia el costado. En el escenario se colocaban los monjes que venian a guiar la meditación y luego, en el hall se posicionaban en la primera mitad todos los hombres y en la parte de atrás, todas las mujeres.

55-2Llegaban los dos monjes que iban a guiar la meditación y se posicionaban en el escenario. Hacian sus respectivos saludos a Buddha y nos guiaban a todos a hacer los saludos al Buddha y a ellos. Luego, uno de los monjes comenzaba a dar una charla sobre algún tema en particular relacionado al ser humano, a la meditación, al crecimiento espiritual y al desarrollo de la persona para alcanzar la iluminación a través de la meditación y el Mindfulness. Junto a este monje que hablaba todo el tiempo en idioma Thai, había un monje que traducía todas sus enseñanzas al inglés. Toda esta clase solía durar, aproximadamente, una hora.

55-3Al terminar la clase, el monje principal, quién daba la charla, comenzaba a caminar liderando al grupo a través de la meditación mientras se caminaba. Estas meditaciones son, realmente, las mejores. Lo que pedían en el templo es que uno realice las meditaciones siendo plenamente consciente de lo que está realizando, estando presente en el ahora, sintiendo cada movimiento de cada músculo, estando presente en el ahora, en lo que me rodea. De eso se trata el mindfulness. Estar consciente de los pensamientos que me invaden y que son inútiles para crecimiento. Reconocerlos y alejarlos. Por otro lado, ser consciente de aquellos pensamientos buenos y que me pueden ayudar a desarrollarme. Tomarlos, abrazarlos y hacerlos propios. La meditación al caminar tiene algo muy especial en este templo, ya que, por lo general se realiza a través del bosque que hay en el gran predio del templo. Un lugar hermoso, con una energía y unas vistas hermosas que hace que todo este estilo de vida sea mucho más fácil y llevadero, e incluso atractivo!

55-4Luego de una caminata extensa, se regresaba al Dharma Hall donde cada uno volvía a ubicarse en su lugar. El monje superior nos solicitaba a todos que pongamos en práctica aquello que nos enseño y comenzabamos una meditación sentados. Esta meditación llevaba una hora mas para luego pasar a realizar 20 minutos de meditación acostados. No importaba la posición en la que se realizaba la meditación, lo importante era aplicar las enseñanzas del Mindfulness. Y así, a las 10:15hs. es que terminaba la primera meditación del día.

55-5Luego de un breve periodo de tiempo para ir al baño, a las 10:30hs., volvíamos todos al Dharma Hall para realizar la ofrenda de la comida a los monjes. Los 8 monjes se colocaban en el escenario con sus ollas abiertas. Frente a ellos, se colocaban todos los hombres, enfrentados a los monjes y muy pegados al escenario, realizando una fila, poniéndose uno al costado del otro y la fila debe llegar hasta el salón comedor. Por otro lado, las mujeres se colocaban detrás de los hombres, arrodilladas y en fila. Desde la cocina, previamente, habían puesto las ollas con toda la comida a un costado del escenario para que las mujeres agarraran y se la ofrecieran al monje principal para que la bendijera. Una vez hecho este ritual, el monje principal se servía comida y pasaba la olla a el primero de los voluntarios que tenía en frente. Cada voluntario iba pasando la comida hacia un costado y se la iban ofreciendo a todos los monjes y continuaban con el pasamanos hasta llegar a la mesa del salón comedor. Una vez hecha la ofrenda de toda la comida, el monje principal daba las gracias por todos por tener la oportunidad de comer y una vez concluido el agradecimiento, hombres y mujeres se ponían de pie y hacían una fila para poder servirse la comida y así, almorzar a las 11:00hs.

Luego de almorzar y limpiar, la siguiente actividad se realizaba a las 13:00hs., lo que te dejaba un tiempo entre el fin del almuerzo y la siguiente actividad para hacer lo que quisieras. Ir a caminar, leer, tomar una siesta, ayudar a limpiar, lo que quisieras. A las 12:55 hs. comenzaba a sonar nuevamente la campana que nos reuniría a todos en el Dharma Hall. Allí tomábamos nuestros libros y comenzábamos con la meditación. La mecánica de la meditación era exactamente igual a la que habíamos hecho a la mañana dando su finalización a las 15:00hs. 

A partir de este momento, teníamos una hora para prepararnos y a partir de las 16:00hs. se comenzaban a realizar las tareas de voluntariado para el monasterio. Uno podía agarrar una escoba y ponerse a barrer. Uno podía agarrar los elementos de limpieza y limpiar los baños, recoger las hojas secas de los grandes parques, dar de comer a los peces, limpiar vasos, tazas y platos, ayudar a ordenar en la cocina. Bueno, hay una gran cantidad de tareas que se podían realizar. Al finalizar las tareas de ayuda en el templo, a las 17:00hs. se daba una hora para realizar lo que uno quisiera hacer. Tiempo libre para ir a dormir una siesta, tomarse un café, leer o caminar por los hermosos parques que tiene el lugar.

55-6A las 18:00hs. es cuando venía uno de los momentos mas interesantes del día. Era el momento de los cánticos vespertinos. La realidad es que desde las 18:00hs. hasta las 20:00hs. estabamos todos los involucrados en una seguidilla de cánticos en tailandés (y luego el mismo cántico pronunciado en inglés). El problema era que uno le cantaba al Budha, a la iluminación, a los seguidores del Budha y a muchas otras cosas mas del Budha pero en el templo nunca hubo una explicación concreta de que era lo que estabámos cantando durante los cantos vespertinos y tampoco nos surgió la necesidad de preguntarlo, para nosotros era algo que ellos le cantaban al Budha y eso fue suficiente. Desde las 20:00hs. hasta las 22:00hs., por lo general, con Belu nos quedábamos leyendo o hablando en el salón comedor, a veces había alguna fruta o semillas de girasol para picar algo antes de dormir. Y una vez que eran las 22:00hs., las luces del salón comedor se apagaban y todos nos íbamos a nuestras camas para que, así, nos fuéramos a dormir. 

Y este fue mi resumen de lo que acontece en un templo de meditación Vipassana. Nosotros entramos al templo el día 18 de Enero de 2019 y salimos el 24 de Enero de 2019. Solamente nos quedamos 6 días ya que teníamos otros planes que pretendíamos seguir y sobre ellos voy a hablar en los posts que siguen… Estábamos próximos a encontrarnos con otra pareja instagramera… íbamos a comenzar una nueva etapa de viaje, viajando de a 4 y te la contaremos a continuación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: