52-12
Tailandia

52. Chau Chiang Mai. Hola Pai mochilero – Tailandia

EL BARRIO MAS TOP DE CHIANG MAI – NIMMAN

Gracias a dios pudimos superar los 13 días durmiendo en el complejo que estaba cerca del Shopping Promenada. Esto nos permitió descansar mucho ya que estábamos alejados de todo y gracias a esto pudimos aprovechar para avanzar con el blog (que hoy están leyendo) y con varios videos que teníamos pendientes de editar pero la cama era de piedra y el estar tan alejados de la civilización nos hacía que no pudiéramos comer bien ya que no teníamos nada cerca para comprar ni tampoco teníamos para cocinar.

52-1Nuestros últimos 3 días en Chiang Mai, la señora que nos alquilaba el condominio nos dio otro condominio para que vayamos a vivir, en el barrio de Nimman. Y esto si que es otra cosa… En el nuevo condominio teníamos sauna, pileta, gimnasio, ascensor y una cama más que cómoda. El barrio es de lo mejor de Chiang Mai, tiene un gran shopping con super mercado y también pequeños puestos de comida, tiene mercado nocturno en las calles y mercado de día. Tiene un montón de cafeterías donde uno puede sentarse a trabajar y lo más importante: está cerca del centro como para que uno pueda ir a pasear. Estos últimos días que nos instalamos en Nimman, los aprovechamos para ir a visitar Doi Suthep y el pueblito de Doi Pui que se encuentra al lado. Un pueblo sobre la montaña en el que se encuentran mercados de ropa y comida y con una muy linda vista de la ciudad.

BHUBING PALACE Y WAT PHRA THAT DOI SUTHEP

51-2Al volver de Doi Suthep pasamos por Bhubing Palace. Este es el palacio en el que la familia real viene a establecerse en el invierno. Es conocido como el palacio de invierno. Lo destacable de este palacio son sus jardines que son inmensos y super bien cuidados. Lagos y pequeños ríos (que suponemos que son artificiales) con muchos peces de muchos colores, rosedales y grandes árboles de bamboo. Al salir del palacio, a pocos KM, nos cruzamos con el templo Wat Phra That Doi Suthep. Aquí nos encontramos con algo un poco chocante: unas niñas vestidas de manera muy llamativa sacándose fotos con los turistas que venían de visita al templo y la madre estaba al lado, sentada en una silla recibiendo donaciones. Algo que nos pareció muy ¨Explotador¨. Nosotros creemos que lo mejor para que esto deje de suceder es NO CONTRIBUIR aportando dinero. Pero bueno, cada uno hará lo que le parezca mejor para intentar ayudar.

52-3Subimos una escalera ETERNA para llegar al templo y arriba de todo es donde aparece el tan temido cartel que indica que hay que pagar una entrada. En general, las entradas no son de más de un dólar pero en general intentan agarrarte medio desprevenido para que pagues. En fin, pagamos nuestra entrada y hacia el templo fuimos. Las vistas que hay desde aquí, de la ciudad de Chiang Mai, son muy lindas. Además, hay un gran buda de madera y mucha decoración y detalles. El templo es muy lindo, con una gran estupa dorada, un buda reclinado y también ponen en una parte del templo una especie de palitos chinos que determinan la buena fortuna de los que los utilicen.

Para terminar nuestro día de recorrido de los alrededores de Chiang Mai, nos fuimos a Huay Kaew Waterfalls. Unas cascadas que nos dieron un momento ideal para relajarnos por la tarde y poder recibir el amanecer. Nos tomamos un licuado allí y nos acostamos a disfrutar del sonido del agua cayendo a la vez que lo hacía el sol. Un momento ideal.

52-4

52-5

Y A PAI NOS FUIMOS

52-6Finalmente llegó el día. Terminó nuestro descanso en Chiang Mai y comenzamos a movernos nuevamente. Estuvimos unos 20 días frenados en esta ciudad del norte de Tailandia y, una vez más, comenzábamos a hacer eso que tanto nos gusta: Viajar, movernos. Pagamos la van hacia Pai a 150 Baht cada uno (unos USD 5) y salimos en viaje. Esta ruta es conocida por sus 762 curvas que la componen y por recibir al menos un vómito de alguno de los pasajeros durante el trayecto. Es decir que si son propensos a marearse, tómense una pastilla para dormir o intenten tomarse una pastilla para los vómitos o simplemente entréguense a su dios ya que el conductor va a ir por la ruta lo más rápido que pueda y va a ir a la velocidad mas rápida que pueda. Por mi parte, yo logré dormir todo el viaje y, por su lado, Belu iba haciendo de las suyas, filmando historias, escuchando música y hasta por momentos, leyendo. Belu no tiene sensibilidad al mareo! Por suerte, llegamos exitosos, ninguno de los dos vomitó.

52-7Al llegar a Pai nos alojamos en el hostel Monkey House 2 (USD 5 por persona). Es un hostel en el que hay predominio de parque verde y tiene varias pequeñas chozas para sus habitantes que decidan pasar unas noches allí. Al entrar a nuestra pequeña  cabaña, vimos un gran mosquitero que caía sobre nuestros dos pequeños colchones en el piso. Y cuando digo que la cabaña era pequeña, me refiero a que era pequeña. Y cuando digo que los colchones eran pequeños, me refiero a que eran muy pequeños y finitos. Por poco no estábamos durmiendo en el piso. No sé que le pasa a este país con las camas pero, evidentemente, tienen un tema que resolver

EL BUDA BLANCO Y EL NIGHT MARKET DE PAI

52-8Nuestro principal objetivo en Pai era ir al templo budista a realizar una pequeña introducción a la meditación Vipassana. Antes de adentrarnos en esta experiencia, nos quedamos 3 días en el pueblo para recorrerlo. El primer día nos fuimos caminando directo al gran Buda blanco que se erige en una de las colinas que rodea al pequeño pueblito de Pai y la idea era ir hacia allí a ver el atardecer. Para ir al Buda tienen que mentalizarse a subir varias escaleras, son unos 350 escalones en total (tal vez algunos mas) rodeados por serpientes de tres cabezas con mucho detalle. Al llegar, nos encontramos con la inmensidad de un buda blanco gigante, un cielo con un diseño de nubes muy raras y la vista al pueblo de Pai. Nos tomamos un rato para volar el drone y desde allí arriba poder ver el atardecer. Recomendamos que, al llegar al Buda para ver el atardecer, se reserven un lugar en las escaleras para sentarse y poder tener una linda vista ya que se llena de gente a esa hora para poder apreciar la hermosa vista.

52-10Por la noche, nos fuimos al Night market de Pai que tiene todo lo que un viajero puede querer. Ropa, comida y entretenimiento. El mercado abre todas las noches y uno puede tener la suerte de encontrar su comida tailandesa preferida, todos los días en el mismo lugar. Al llegar, encontramos a algunos turistas tocando música en vivo para juntar algo de dinero para seguir viajando. Por otro lado encontramos un lugar que hacía los mejores spring rolls de vegetales que haya probado hasta el momento, además de unas somosas rellenas de curry de papa. Aquí comimos 9 spring rolls, 6 bolas de queso y 3 somosas por USD 4,5. Venimos siendo muy fanáticos de la comida india, los currys, el picante y demás condimentos, así que podemos decir que aquí encontramos lo que veníamos a buscar. De haber sabido antes que este pueblo era así, probablemente hubiésemos pasado nuestros días aquí y no en Chiang Mai, aunque nos encontramos, también que en Pai, en esta época del año (Enero) hace bastante frío por la noche.

LAND SPLIT, PAM BOK WATERFALL Y BAMBOO BRIDGE EN PAI

52-9Seguimos nuestro recorrido de la ciudad por la famosa Land Split de Pai. Es una falla que se abrió en la tierra debido a un terremoto en el año 2008 y luego siguió abriéndose por otro terremoto en 2011. Hoy es una de las principales atracciones en las cercanías de Pai. Luego, seguimos nuestro camino hacia las, muy bellas, cascadas de Pam Bok donde pasamos un rato a refrescarnos durante el caluroso día. Luego de la pequeña parada, seguimos camino hacia el famoso puente de bamboo. Este lugar es un gran complejo de varias hectáreas de verde pasto con vacas dando vueltas alrededor y un gran puente de bamboo que lo cruza de una punta a la otra. Al final de este gran puente de bamboo hay un templo budista pero que abre solo durante días festivos budistas. Cuando fuimos nosotros, estaba cerrado, pero el gran puente de bamboo es algo muy pintoresco de por sí para visitar.

52-11

HOT SPRINGS Y GRAN CANYON DE PAI

52-12Al salir del gran puente, nos dirigimos hacia las Hot Spring gratuitas que ofrecen Pai. Son las que están más alejadas pero no por eso hace que sean las peores. Hemos tenido comentarios de personas que han ido a las que son de pago y a las que son gratuitas y recibimos mejores comentarios de las gratuitas que de las pagas. Es una gran roca de la que emerge un arrollo de agua muy caliente y va fluyendo a través de un canal por el cual va perdiendo calor y se va enfriando. Por lo cual, dependiendo en que parte del canal te metas, la temperatura del agua será mayor o menor. Finalizamos nuestro día yendo a ver el atardecer al gran canyon de Pai. Nunca en mi vida había visto una formación rocosa de este tipo. Brazos y más brazos rocosos que salían desde su origen y se dividían una y otra vez para formar el gran canyon de Pai. Es un tanto difícil y peligroso andar caminando por el canyon pero para conseguir una buena ubicación y sin tantos turistas hay que caminar bastante y, realmente, vale la pena.

52-13

ULTIMAS VISITAS Y PARTIDA AL TEMPLO

52-14Arrancamos nuestro último día en Pai yendo a visitar el sector norte de las afueras del pueblo. En el cual podemos encontrar el famoso barrio chino, donde se pueden encontrar cosas para comer y, además, se puede acceder al mirador Yum Lao, ideal para ir a ver el atardecer también. Aunque nosotros fuimos durante el día. Además, dimos unas vueltas por la cascada de Mor Paeng, donde encontramos a varios locales vendiendo marihuana y a varios turistas comprándola y consumiéndola en la cascada. Si alguno tiene intenciones de comprar, por favor, tengan cuidado ya que se comenta que hay

algunos policías encubiertos queriendo vender para atrapar a turistas y sacarles plata. O simplemente civiles que amenazan a los turistas con denunciarlos para sacarles plata. Tengan cuidado. Cerramos nuestro último día, antes de ir a encerrarnos al templo, yendo al mercado nocturno a comernos un tremendo wrap de falafel y un panqueque con banana, nutella y frutilla que estaba espectacular. Con la panza llena y el corazón contento nos disponíamos a una nueva aventura… esta vez, una aventura espiritual.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: