Tailandia

48. El Bangkok que queríamos – Tailandia

A conocer Bangkok

20181219_143919.jpgAhora sí, si bien mucha gente nos comentó que en Bangkok es muy común el tema de las drogas, el alcohol y la prostitución, nosotros no veníamos en busca de ese Bangkok. Nosotros veníamos en busca de otro lugar. Al dejar la casa de Um, nos tomamos el bus hacia el centro. Mientras estábamos ahí buscamos un hostel cerca del centro que nos viniera bien para recorrer y encontramos el SiBamboo hostel que nos brindaba una habitación compartida a bajo precio. No estaba cerca de los transportes públicos pero sí estaba cerca de los templos principales de Bangkok que era lo que habíamos ido a buscar.

Al llegar a la ciudad pudimos descubrir que hay imágenes del rey por todos lados. Hace no mucho tiempo que murió el rey anterior y ese mismo rey era muy muy querido por todos los tailandeses gracias a su gran trabajo social. El nuevo rey, hijo del anterior, ha tenido algunos problemas de prostitución y alcohol en los que estuvo implicado y es por eso que no es muy querido. Va a tener que hacer mucho mérito para ser tan querido como su padre. Con este dato empezamos a recorrer la ciudad y nos20181220_120726.jpg adentramos a nuestro primer templo con la suerte de que se estaba celebrando un funeral. Obviamente no nos dejaron pasar pero vimos la cantidad de flores y coronas que le dejaban a la difunta. Al acercarnos a preguntar, justo dimos con la nieta de la mujer que había fallecido y nos habló en un inglés muy claro y nos agradeció por acercarnos a saludar. Con mucho respeto decidimos irnos del lugar y seguir nuestro recorrido.

Las calles de los mochileros

20181220_121432.jpgUn dato muy importante es que a todos los templos que vayan, hay que tener cubiertas las piernas y la espalda. No se puede ir con musculosa y con short a los lugares. Hay que entrar con la vestimenta apropiada. Mucha gente no respeta esto y los templos se ponen cada vez más estrictos en sus reglas. Ya, de por si, hay algunos templos o sectores de los templos en los cuales las mujeres no pueden ingresar debido a su condición de mujer. Camino a la calle principal de los mochileros en Bangkok pasamos por lo que se llama ¨The Giant Swing¨. Es una estructura muy grande. El original fue destruido por el paso del tiempo y el que está hoy es una reconstrucción. En él se realizan algunas celebraciones budistas y particulares del país. Finalmente llegamos Khaosan Road y aquí es donde se puede encontrar una gran variedad de bares para 20181220_121713.jpgtomar cerveza a un costo relativamente bajo, también hay muchos lugares de tatuajes donde la gente va después de tomarse todas las cervezas y toma decisiones de las que después se termina arrepintiendo. En esa misma calle venden para comer gusanos, cucarachas, arañas, escarabajos, escorpiones. La verdad es que no pudimos sacarnos la duda de si eran insectos de verdad o si eran hechos con chocolate o con alguna otra cosa diferente. Además, se puede conseguir los famosos Pad Thai y Spring Rolls a bajo precio y la verdad es que la comida es muy rica. Además de Khaosan Road, está su calle gemela que se llama Rambutiri Road. Es una calle que, gracias a la fama de Khaosan Road, también se empezó a llenar de puestos de venta de comida, ropa y todo tipo de cosas para turistas y mochileros. Un detalle: En estas dos calles pueden encontrar los clásicos masajes tailandeses. No son los más baratos que van a encontrar, pero acá los hacen en la calle o adentro, hay por todos lados.

Los templos de Bangkok

20181220_121731.jpgLuego de la recorrida de la movida callejera de Bangkok, comenzamos con la movida cultural. Los primeros lugares a recorrer fueron: El templo del buda de oro macizo y el templo del buda reclinado e ir a ver el palacio del rey. Hay taxis y tuk tuk por todos lados y la verdad es que los precios que manejan no son de los más caros pero recuerden que siempre los precios que les dicen, al menos al principio, están muy inflados y pueden conseguirlo siempre por menos dinero. Si pueden hacer la recorrida caminando, mejor aun, por que eso les permite meterse un poco más en el lugar en el que están.

20181220_122205.jpgMientras no dirigíamos a nuestro primer punto, el buda de oro macizo, nos cruzamos con varios templos en el camino y haciendo la recorrida por los templos es que descubrimos que las esculturas de cera de los monjes se las hacen a los monjes que han tenido una vida muy ¨Santa¨ dedicados a la ayuda del prójimo y se han destacado en este ámbito. Hay muchos templos que muestran una especie de ¨salón de la fama¨ de monjes donde están las fotos y las esculturas de cera de los monjes mas capos. Finalmente, llegamos al templo del buda de oro macizo y allí descubrimos que hay dos templos aquí den20181220_125130.jpgtro en uno de ellos se alberga el buda de oro, es mas turístico y en el otro, que es mas tranquilo, están los monjes bendiciendo a la gente (a cambio de una donación) y poniéndoles sus pulseritas y luego acudimos, subiendo la escalera, al templo del buda de oro macizo. Si bien no se vé muy diferente a todos los demás budas, este tiene un color un poco mas opaco, menos brillante pero reluce y eso hace pensar que realmente es el buda de oro que veníamos a ver. este buda es el buda de oro mas grande del mundo, tiene mas de 700 años y pesa mas de 5,5 toneladas. Estuvo mucho tiempo cubierto por una capa plástica y no fue hasta que lo movieron a la ciudad de Bangkok desde Sukhothai que se dieron cuenta que estaba hecho de oro, ya que al dejarlo en la ciudad, esa capa de plástico se rompió y se descubrió el verdadero buda debajo.

Camino al Buda Reclinado

20181220_133034.jpgSalimos de este templo y desembocamos directamente en la puerta de entrada de Chinatown. Creo que como en todos los países donde hay un barrio chino, hay una puerta de entrada que lo identifica. Nos resulta increíble que todos los lugares a los que vamos, hay un barrio chino. Están en todo el mundo! En el barrio chino van a encontrar algunos negocios para comprar cosas al por mayor. Dentro del barrio chino está el viejo mercado de Bangkok, donde se puede encontrar literalmente de todo en locales a la calle. Los pasillos son tan reducidos y abarrotados de gente que la verdad es que a mi me dió un poco de fobia meterme ahí adentro. Si sufren de fobia a estar encerrado o ese tipo de cosas, tengan cuidado porque la gente es mucha y por momento parece que falta el aire.

20181220_150520.jpgAl entrar al templo Wat Pho, el famoso templo del buda reclinado, vimos que está compuesto por 6 templos más pequeños y cada uno de esos templos tiene un buda en particular y en todos esos templos hay monjes realizando sus rezos de rutina. El templo Wat Pho es bellísimo de por sí, tiene una arquitectura hermosa. Además alberga al buda reclinado más grande del mundo, de 46 metros de largo y los piés miden 5 metros. Sin duda esta es una parada obligada al venir a Bangkok. Cada uno de los salones que componen este templo es especial. Además, si van el día indicado pueden encontrar celebraciones budistas de las que pueden participar en primera persona al lado de los monjes. Pero ojo, no se pongan dónde están los monjes, cada uno tiene su lugar especial para estar en la celebración.

20181220_154920.jpgPara terminar nuestro recorrido de Bangkok fuimos a las afueras del gran palacio de Bangkok, donde en su momento vivía el rey y en el que ahora está alojado el gran buda hecho de esmeralda. La entrada a este templo era de 500 Baht por lo que decidimos dejarlo para otro momento u otra vida porque no estamos listos para pagar 1000 baht para entrar a ver a buda. El atardecer nos regaló unas imágenes lindísimas con el palacio y un color rojizo de fondo hermoso. Frente al palacio hay un gran parque y el ministerio de defensa en el que pudimos ver como bajaban la bandera de Tailandia al atardecer y la enrrollaban para guardarla.

IMG_0919.jpeg

El Gran Templo del Dragón

20181221_140019.jpgUna vez más, nos habían recomendado por instagram ir a visitar un Templo e hicimos caso. Nos levantamos al día siguiente de haber visitado al buda de oro y al buda reclinado y nos tomamos el trén hacia el centro. Allí teníamos que buscar dónde era que podíamos tomar el colectivo 81 amarillo que nos llevara hasta el templo del Dragón o Wat Samphran.

20181221_145714.jpgResulta que sin darnos cuenta nos tomamos el colectivo 81 pero medio anaranjado y nos dejó muy alejados del templo del dragón así que tuvimos que caminar como 4 kilómetros hasta él. En total tardamos unas 3 horas desde que nos subimos al tren hasta que bajamos del colectivo y todo lo que caminamos, finalmente mas que Moises en el desierto.

Finalmente llegamos al Dragón Temple en el cual está todo el piso cubierto de baldosas con huellas de pies y de manos de las personas que habitaron en el templo. Es un templo de monjas o de monjes 20181221_150333.jpgmujeres, como se prefiera decir. En la parte principal del templo hay una gran torre envuelta por un gran dragón y en su parte más alta está la boca. Uno puede entrar la torre y entrar a la panza del dragón y desde allí caminar y salir por la mismísima boca del dragón para tener una vista increíble desde allá arriba. En el templo hay varias esculturas grandes de buda, también hay esculturas grandes a varios 20181221_151124.jpganimales, conejos, elefantes, tortugas, pavo real, tigre y demás. La visita a este templo fue excelente, muy buena, por lo que si se dispone del tiempo necesario como para hacer un viaje de dos horas de ida y dos horas de vuelta, recomendamos 100% que se visite. Aquí debajo dejo algunas imágenes para que puedan apreciarlo. Agotados después de un día larguísimo, nos fuimos a dormir para despertarnos al día siguiente, hacer el check out y caminar hacia la estación de trenes, donde íbamos tomarnos el trén a nuestro siguiente destino: Ayutthaya.

20181221_151529.jpg

20181221_153302.jpg

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: