Malasia

43. A las petronas de Kuala Lumpur – Malasia

Comienza el viaje por tierra

20181208_132703.jpgA partir de Singapur es que comenzaban los planes de viajar por tierra. La primera parada posterior a Singapur, era Kuala Lumpur, en Malasia. Dentro de Malasia, antes de llegar a Kuala Lumpur hay una ciudad super recomendada por muchos blogs y muchos viajeros. Esta ciudad se llama Melaka, nosotros no la conocimos pero la dejamos en nuestro listado de pendientes para la próxima.

20181208_140010.jpgNos tomamos un bus desde Singapur que nos costó USD 18 y la verdad es que era super cómodo y espacioso, sobre todo para alguien de mis dimensiones. Hicimos la primer parada en la frontera donde nos pasamos de un bus de Tailandia a uno de Malasia que era exactamente igual y luego de 8hs de viaje es que llegamos a Kuala Lumpur. El bus nos dejó en una estación un poco alejada del centro pero desde allí uno puede tomarse un colectivo o simplemente caminar hacia el centro (son unos 2 o 3 km hasta llegar). Nosotros, obviamente, elegimos caminar.

Llegamos super tarde al hotel y por suerte, a partir de Malasia es que empiezan a haber mercaditos de Seven Eleven por todos lados. Nosotros no entendíamos porque la gente hablaba tanto de estos mercaditos hasta que llegamos a Malasia. Aquí sí que empezaban a ser muy convenientes y baratos porque hasta ahora, a donde sea que fuéramos no eran baratos. Nos compramos unas sopas instantáneas y nos fuimos a comer al hotel nomás.

Descubriendo Kuala

20181208_143442.jpgNuestro primer día de recorrida, lo arrancamos muy tarde por una cuestión de que nuestro cuarto en el hotel (super barato) no tenía ventana hacia afuera y no entraba ni un gramo de luz por la ventana. Tampoco pusimos despertador, así que pagamos las consecuencias. Nos despertamos y empezamos a caminar hacia las torres petronas. En su base, las torres tienen un centro comercial super completo con unos jardines con aguas danzantes y también hay un espacio de piletas para que jueguen los más pequeños (prohibida la entrada a los más grandes, lo intentamos…). Una vez que 20181208_174925.jpgllegamos a este jardín que se veía tan lindo, dijimos que íbamos a volar el Drone para filmar las torres desde arriba y así nos dispusimos a hacerlo. Nos acomodamos y levantamos vuelo. No pasaron ni dos minutos que ya teníamos un policía encima nuestro pidiéndonos que lo bajáramos y hablando por radio con alguien. ¨Acompañenme¨ nos dijo la policía y así hicimos respetando las órdenes. Nos llevó hacia dónde estaba una compañera de ella que se presentó como la ¨agente de casos especiales¨. Nos pidió ver lo que habíamos filmado y nos dijo que por ser la primera vez, nos lo dejaba pasar pero que en general suelen hacer borrar todo el material a quien graba con un drone y está prohibido hacerlo en ese lugar, específicamente. La policía pidió sacarse una foto con nosotros y así lo hizo… Mucho policía cholulo nos viene tocando en el sudeste.

20181208_145030.jpgLogramos irnos libres. Minutos más tarde, entramos al shopping que se alberga debajo de las torres y fuimos al patio de comidas y a sacarnos una foto con Papa Noel que estaba presente para sacarse fotos con todas las personas de todas las religiones. La verdad es que la comida en general es muy barata en Malasia, incluso en los shoppings de este nivel. Nuestro promedio de gasto (entre los dos) en comida, fue de unos 15 Ringgit, que sería algo así como casi USD 4. Lo que más comimos en Malasia fue comida india ya que hay por todos lados y es super super rica.  Luego de almorzar, hicimos un paseo por la base de las torres a las cuales no subimos debido al alto precio que había que pagar pero es una vista imponente la que se dá desde abajo desde 20181208_180407.jpgcualquiera de los dos lados que se visite. En Malasia se pueden encontrar algunas mezquitas muy famosas, ya que la religión predominante en el país es el islam. Caminamos por la ciudad y nos cruzamos con algunas de ellas. Justo en este día había una protesta muy fuerte en contra del gobierno de Estados Unidos debido a algunas medidas que había tomado respecto a mover su embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalem. Todo esto tiene que ver con el conflicto bélico que se dá por estos tiempos en medio oriente entre judíos y palestinos.

Es obligatorio ir a conocer la ciudad tanto de día como de noche. La ciudad se cubre de luces, en sus arboles, en sus edificios. Las torres petronas se iluminan en su parte mas alta y la vista desde abajo es abrumadora. Además, en el jardín que comentamos anteriormente, se dá un show de luces y aguas danzantes continuo que uno se puede quedar mirando por horas y horas con el marco de las torres petronas detrás.

20181208_200454.jpg

20181208_201949.jpg

La comida, genial

IMG_9890.jpegA medida que uno va recorriendo el barrio, va encontrando diferentes mercados (tanto diurnos como nocturnos) en los que se puede encontrar de todo. Copias de ropa de todas las marcas, venta de drones de todo tipo, comidas. Casualmente, justo enfrente de nuestro hotel teníamos un mercado nocturno en el cual vendían artesanías y ropa de todo tipo el cual podíamos recorrer y también aprovecharlo para ir a comer. El problema es que, por lo general, los puestitos callejeros no tienen mucha oferta de comida vegetariana, por lo que siempre terminábamos dentro de algun restaurante indio disfrutando de algún curry con arroz y sus famosos Roti, o Chapati, o

IMG_9891.jpeg
Aunque lo hicimos en 2018…

Naan, que son los tipos de panes con los que se suelen acompañar las comidas de india. Algo que nos ha llamado muchísimo la atención a partir de aquí, en malasia, es que la gente (un gran porcentaje) pone la mano izquierda debajo de la mesa y hace todo con la derecha y no usa cubiertos. Empujan la salsa y el arroz y el curry y mezclan todo con la mano derecha. Juntan un montoncito y se lo mandan con la mano directamente. Agarran el vaso con la mano enchastrada en salsa y toman el agua de esa manera. Una vez que terminan de comer, van las canillas o a los baños del local y allí se lavan las manos y continuan con su vida normalmente. Es algo un poco asquerosito al principio pero luego uno va acostumbrándose.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: