Destacada Sydney
Australia

31. Bienvenidos a Sydney – Australia

BIENVENIDOS A SYDNEY

31-1Una vez más llegamos a un punto de quiebre. Dejar un país para adentrarnos en otro. El Domingo 28 de Agosto nos subimos a un avión de Jetstar en Auckland y a las pocas horas estábamos bajando a tan solo unos kilómetros en el aeropuerto de Sydney. Gracias al trabajo y a nuestro recorrido por Nueva Zelanda, ya teníamos en Sydney a una pareja de amigos: Ezequiel y Luciana, quienes ya habían estado en Sydney por un tiempo largo y ahora se encontraban aquí nuevamente. Nos apoyamos en ellos para elegir un lugar para vivir (Bondi beach. Por favor, pronunciar «BONDAI BICH») y ellos se consagraron como nuestros guías y maestros en este nuevo país y ciudad por tanta información y ayuda que nos dieron.

TELÉFONO, CASA Y TRANSPORTE

Lo primero que hicimos al bajar del avión, fue dirigirnos a un lugar de venta de chips telefónicos y elegimos el de la empresa Vodafone. Pagamos 25 dólares australianos por un plan de 25GB. Veníamos de pagar 20 dólares neozelandeses por planes de 2GB en Nueva Zelanda. Pareciera ser que acá en Australia, los gigabytes salen de los arboles, un placer.

31-2Lo segundo que hicimos fue dirigirnos a un kiosquito que había por ahí a comprar nuestra tarjeta OPAL. Esta tarjeta es personal e intransferible y es la que se utiliza para el transporte publico: trenes, colectivos, tranvías, ferrys. La empresa de la tarjeta tiene puntos de recarga en algunos almacenes y kioscos o hay máquinas en las estaciones de tren donde se puede recargar utilizando efectivo o tarjeta. Es importante saber sobre la existencia de la APP para celulares de OPAL. En esta aplicación uno puede controlar los viajes que hizo y cuánto le salieron, además de realizar recargas a través del teléfono. Otro beneficio de tener esta tarjeta es que al pasarla en cada transporte que te tomas, te van cobrando menos por hacer las transferencias de un transporte a otro. En cambio, si se paga en efectivo, se paga la totalidad del boleto en cada transporte que te tomas. Por último, si durante la semana se hacen 8 viajes, los posteriores estarán a mitad de precio. En fin, suficiente de la OPAL.

31-3Ya teníamos nuestra casa alquilada por AirBNB. Aquí en Sydney, los alquileres semanales son un poco más caros que en NZ. Allí pagábamos entre $100 y $120 por persona para alquilar una habtiación y en Sydney se paga entre $150 (baratísimo) y $250 por una cama en habitación compartida por semana. Aunque hay de todo, es cuestión de buscar y buscar bien.  Nosotros conseguimos una habitación privada en Bondi Beach a $300 por semana (las primeras dos semanas) y luego tuvimos que buscarnos otra casa porque nos quería subir el alquiler a $350 (y no tenía lavarropas…). Así que terminamos yéndonos a otra casa luego de las dos primeras semanas donde pagamos $325 por semana la habitación privada. Pero ahora sí, teníamos lavarropas… pero NO TENÍAMOS WIFI… todo no se puede en esta vida… pagar barato y tener todo, es muy difícil.

MANOS A LA OBRA

31-4Retomando un poco nuestra llegada a la ciudad… Llegamos un Domingo y nuestros amigos ya nos habían pasado unos contactos para que viéramos si podíamos conseguir trabajo. Ya el mismo Lunes, yo estaba trabajando como ayudante de un hombre que hacía mudanzas. Terminé destruido por subir muebles por escaleras. En Sydney, aparentemente no hay ascensores. Bueno, si hay pero en estos lugares que me tocaron, no. Ya al día siguiente, yo estaba trabajando con una familia de libaneses que hacían jardinería y Belu había conseguido un trabajo en limpieza con un señor libanés. El trabajo de Belu consistía en ir a visitar varias casas en el día y encargarse de la limpieza. Sin embargo, el trabajo con este señor, no le terminó gustando a Belu y consiguió trabajar, luego, con la misma familia de libaneses con la que estaba trabajando yo pero haciendo limpieza de casas en construcción (o recién construidas). Esto lo habíamos conseguido gracias al contacto de Ezequiel y Luciana. No era un trabajo fijo, pero teníamos trabajo casi siempre.

Algo a destacar de Australia respecto de NZ: Aquí los sueldos son bastante mas altos y la plata rinde mucho más ya que los precios del supermercado son más bajos (o parecidos) a los de NZ.

PRIMERA EXCURSIÓN: OPERA HOUSE

31-5Recibimos la recomendación de ir a visitar la, tan conocida, Opera House tomándonos un ferry desde el puerto de Rouse Bay. Un puerto que está muy cerca de Bondi Beach. El Ferry nos costó 6 dólares y nos permitió tener una visión desde el río del Opera house. No esperábamos que fuera un recorrido tan lindo pero, sinceramente, la arquitectura de este lugar es imponente para verla desde cualquier ángulo y siendo que está construido de cara al río, es prácticamente un tour obligatorio. El ferry nos depositó en Circular Quay. Este es el puerto donde está el opera house, así que fuimos a recorrerlo y fuimos al opera house para verlo desde el otro lado e incluso pudimos entrar a dar una vuelta. Por último, fuimos a caminar por el puente de Sydney para ver el atardecer mientras nos tomábamos unos mates. Ciertamente, venir a Sydney sin conocer el Opera house es cómo ir a Paris y no ver la torre Eiffel y la verdad es que vale la pena tomarse el día para caminar por los alrededores y sentarse a ver pasar los barcos y disfrutar del sol.

SEGUNDA EXCURSIÓN: BLUE MOUNTAIN

31-6Luego de una primer y segunda semana de haber trabajado casi todos los días, tuvimos nuestro primer día libre. Abrimos internet y buscamos el lugar para ir a hacer nuestra primer visita desembocando en el parque nacional «Blue Mountains». Por suerte, es todo muy accesible a través del transporte público. Para llegar hasta allí hay que ir en tren desde Sydney hasta la estación de «Katoomba» y con una breve caminata llegamos hasta el borde del parque nacional Blue Mountains, hogar de las conocidas «Three Sisters» o tres hermanas: Una formación rocosa conformada por tres columnas gigantes. La inmensidad que brinda a la vista este lugar es increíble, llega hasta donde alcanza la vista y todo a tan solo un viaje corto desde la ciudad. Nos entregamos al trekking y nos pusimos a  caminar a través del parque nacional. Aquí brindan un servicio de teleférico que te lleva de una punta rocosa a otra punta rocosa con el vacío hacia el parque nacional debajo, bastánte adrenalínico. Además hay un tren (el más empinado del mundo) que te adentra a una especie de selva tropical en el parque. Una excursión muy linda para hacer en el día libre y al ser un lugar tan grande y tan extenso, dá para volver una o varias veces e incluso ir un fin de semana y quedarse a hacer noche.

TERCERA EXCURSIÓN: PARQUE MORRISET Y SUS CANGUROS

31-7Y ya habíamos pasado varios días sin entrar en contacto con animales, así que investigamos un poco y caímos en la noticia de que a solo dos horas y media en tren desde Sydney hay un parque, el parque Morrisset, en el que viven en libertad muchos canguros! chiquitos, grandes, hembras, machos, canguritos pequeños en las bolsas de sus madres. Están por todo el parque y viviendo en libertad y armonía. Los humanos vamos de visita y ahí nos enteramos que está PROHIBIDO darles de comer. Bueno, no está prohibido pero no es algo que se deba hacer ya que genera dependencia en el animal en libertad. Sin embargo, cuándo llegamos no sabíamos esto y habíamos leído muchos blogs donde recomendaban llevar zanahorias para darles de comer y eso hicimos, pasamos toda la tarde en el parque recorriéndolo y dándole de comer a muchos canguros, acostándonos a su lado, dándoles cariño y zanahorias. La verdad que pasar de no haber visto en toda nuestra vida a un canguro a esto fue algo inexplicable, son animales impresionantes.

31-8Y con estas experiencias, Sydney nos dió una gran bienvenida y un momento de relax por algunas semanas. Frenamos después de tanto viaje a través de Nueva Zelanda para reorganizarnos, armarnos, llenarnos de energía. Australia es un país ENORME y con distancias muy grandes. Obviamente no vamos a recorrer todo el país y ya pusimos nuestra mira en dos lugares particulares: Cairns (en el norte de Australia), para ir a hacer buceo en la gran barrera de coral y Alice Springs (en el centro), donde vamos a ir a hacer una excursión de cuatro días por el desierto. Pero como siempre… Que vamos a hacer? #VamosViendo…

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: