Destacada Picton
Isla Norte

24. La disolución de la comunidad – Viaje al Sur – Nueva Zelanda

FIN DE UNA EXPERIENCIA UNICA

Picton1A pocos días de terminar la temporada de kiwis, veníamos hablando con el contratista para que nos facilitara un trabajo en la isla sur, ya que todos queríamos ir a recorrerla, sería beneficioso para todos tener la posibilidad de trabajar ahí, ya que nos permitía establecer una base, seguir juntando dinero y luego ir a recorrer la isla. Gautam nos ofreció a Belu y a mí una visa de trabajo para que podamos seguir trabajando con el en lo que restaba del año y más allá, por lo que nos quedamos pendientes para ver que pasaba. Los chicos que vivían con nosotros tomaron la decisión de abandonar la temporada de kiwis unos días antes para ir a recorrer la isla norte y luego llegar frescos a la isla sur para empezar a trabajar. Una vez mas, nos separábamos de nuestra familia…

Picton2Belu y yo tuvimos que quedarnos en Kati Kati con la organización de los equipos de Te Puke y de los que quedaban en Kati Kati, ya no teníamos de supervisores a los chicos, por lo que otras personas tuvieron que tomar su lugar hasta que un día…. ¡Zas! la temporada terminó y ya no había más kiwis para sacar. El método de pago que usaba el contratista era siempre el mismo, trabajábamos de Lunes a Domingo y nos pagaba el Jueves posterior, por lo que una vez terminado el pickeo, tuvimos que quedarnos haciendo tiempo en los alrededores de KatiKati hasta que nos pagara. Además, nos pidió que nos quedemos cerca porque nos quería llevar a ver a algunos agente de inmigración para tramitar el tema Picton3de la visa de trabajo. Así pasó el tiempo y así hicimos, les pagamos a todos los que debíamos pagarles. Una parte de nuestro trabajo como coordinadores era recibir el dinero en efectivo de TODOS los que trabajaban con nosotros y pagarles. Hemos llegado a recibir $60.000 dólares en efectivo en la mano… En fin, les pagamos a todos y partimos hacia Auckland a conocer a Tuariki Delamere, un agente de inmigración que estaba entongado (o eso parecía) con el contratista. Nos informó de todos los requisitos para que pudiéramos sacar la visa de trabajo, la verdad es que es un tramite simple para quien está preparado para hacerlo (Gautam nunca fue una persona preparada…). Nos fuimos de la oficina del agente migratorio con la esperanza de que al enviarle nuestros curriculums, esa noche, pudiera ubicarnos en alguna solicitud de visa de trabajo para prolongar nuestra estadía en el país. Mientras esperábamos, Gautam nos pagó una noche de hotel (algo impensado en nosotros…durmiendo en un hotel.. jajaja) y nos invitó a comer afuera, comida india. Partimos de Auckland con la chance a de que se pusiera en marcha la visa de trabajo para poder quedarnos unos meses más y poder ahorrar algo más para continuar con nuestro viaje.

Picton4Iniciamos nuestro viaje de descenso desde Auckland hasta Wellington. Pasamos brevemente por Hamilton (una vez mas) para ir a conocer a otro agente de migración que nos iba a dar algunas otras recomendaciones y ya que estábamos, teníamos ganas de ir a conocer los hermosos jardines de la ciudad (cosa que no pudimos hacer…) Y así, luego de que nos pagara una noche más de hotel… nos separamos de Gautam. Nos despedimos con la promesa de que nos iba a dar trabajo en la isla sur y que allí deberíamos hacernos cargo de un gran equipo de trabajo en el Pruning de uvas. El trabajo consistía en cortar las ramas de la vid y luego atar las ramas mas nuevas que iban a dar el fruto en la siguiente temporada.  Y continuamos hacia el sur hasta llegar a Wellington. En estos pocos días de viaje, nosotros seguimos trabajando con Gautam consiguiéndole personas para trabajar en una casa de empaque de kiwis, unas 34 personas trabajaron una semana en la casa de empaque y por haber conseguido a toda esa gente, nosotros cobraríamos una comisión. Con la promesa de pago es que llegamos a Wellington y sacamos nuestro pasaje en el ferry para cruzar el estrecho de Cook hacia Picton, la puerta de entrada hacia la isla sur, donde debíamos encontrarnos con nuestro futuro… #VamosViendoTrip llegó a la isla sur.

LLEGAMOS AL SUR DE NUEVA ZELANDA

Picton5Una vez en Picton contactamos a Gautam para que nos dijera dónde era mejor que nos estableciéramos y nos indicó que debería ser en Motueka, un pequeño pueblo cerca de la ciudad de Nelson. Obviamente, pusimos en marcha el operativo «Trabajo en el Sur» y comenzamos a contactar a todas las personas disponibles para empezar cuanto antes. Recorrimos un poco de Picton y un poco de Nelson, conocimos la famosa «Split Apple Rock» para luego adentrarnos en Motueka y encontrar una casa para compartir con nuestra vieja familia, de la que nos habíamos despedido en el post anterior (Nico, Sofi, Pablo, Juli, Agus y Joaco). Encontramos la casa adecuada y hacia allí nos dirigimos. Aquí fue que conocimos a Flor, la hermana de Pablo que venía a pasar algunos meses en Nueva Zelanda junto a su hermano. A todo esto, el mundial de fútbol de Rusia 2018 estaba en pleno auge y por suerte habíamos conseguido una casa con wifi suficiente como para que nos permita ver los partidos y teníamos la suerte de poder verlo con nuestra gente querida. Pero bueno, eso es todo lo que voy a decir del mundial ya que no salimos campeones pero quedamos eliminados por el campeón.

Picton6Los días pasaban en nuestra casa de Motueka y Gautam no era muy expresivo al momento de responder los mensajes con los que le preguntaba acerca del trabajo. Lo notaba ausente y hasta algo esquivo con el tema. Comencé a meterle un poco de presión para que respondiera mandándole mensajes a cada hora y con llamados dos o tres veces al día hasta que finalmente nos reveló la cruda verdad… el trabajo en el sur no existía… No había nada cerrado, teníamos todo listo y toda la gente preparada para nada, la decepción fue muy grande. A esta decepción, además, se le sumó la noticia de que no nos iba a pagar la plata que nos debía por haberle conseguido la gente para trabajar en la packhouse. Un Picton7rejunte de cosas que nos caían como balde de agua fría pero no había tiempo que perder y había que activar una solución. Como familia, nos reunimos a hablar del tema. Al parecer, Gautam había hecho algunos malos negocios y ya no me quería a mi como su mano derecha. El hecho de que haya sucedido esto, nos permitió a Belu y a mi abocarnos a continuar a realizar lo que habíamos venido a hacer: viajar. Nos centramos en eso y trazamos la ruta que íbamos a realizar. El resto del grupo, se puso en contacto con Gautam nuevamente y pudieron conseguir que les dé algo de trabajo en la isla norte, o al menos eso era lo que prometía. Una vez más nos separábamos. Nosotros nos íbamos a concluir nuestro viaje por Nueva Zelanda recorriendo la isla Sur y todos los demás iban a continuar le suyo trabajando, una vez mas, en la isla norte. Con un sabor amargo por tantas malas noticias es que salíamos rumbo a las «Pancake Rocks», nuestra primera parada…

Picton9

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: