Isla Norte

16. Nosotros junto a Oli en Cape Reinga – Nueva Zelanda

EL CAMINO A LAS TIERRAS DEL NORTE

Empezamos a subir hacia Northland por el este, propiamente dicho, a través de Bay of Islands. En la parte Norte de Nueva Zelanda hay algunas ciudades que funcionan como base al momento de hacer los recorridos. Estas son: Whangarei, Russell, KeriKeri, Kaitaia y Dargaville. Este recorrido que nombro es para subir por el este, llegar al norte y luego bajar por el oeste a través de las ultimas dos ciudades nombradas.

Cape Reinga1Empezamos nuestro recorrido frenando en Whagapararoa. Como ya hemos dicho: en Nueva Zelanda giras la cabeza para un lado o para el otro y se te cruza una playa de película. Así que no pienso describir ninguna otra playa a menos que sea algo muy particular para contar. En este pequeño pueblo, solamente hicimos una noche de paso para después continuar hacia Whangarei. Esta es la ciudad principal de Bay of Islands. Una ciudad grande y con una gran oferta de actividades turísticas entre las que se destacan diferentes cascadas, caminatas a través de la playa llegando a montes altos, playas con agua calma y playas con mucho oleaje. Una ciudad muy completa en la que nosotros decidimos ir a visitar las cascadas que tienen siempre algo de hipnótico que te hace quedarte mirándolas largo rato y, más tarde, nos fuimos a la cima del Mount Manaia. Un monte pequeño pero con una vista que llena los ojos desde la cima. Desde allí se pueden ver las playas, el puerto y la ciudad. Un camino cansador si venís sin hacer nada de ejercicio por un tiempo largo, ya que hay que subir varias escaleras. Mucho cuidado con el viento que azota en la cima. Es una cumbre muy angosta y el viento fuerte.

Cape Reinga2

RUSSELL Y SU FALSO KIWI

Cape Reinga3Terminamos nuestra fugaz visita a Whangarei y, con la intención de llegar el día 12 de Febrero (para el aniversario del fallecimiento de mi hija, Oli) a Cape Reinga, salimos disparados hacia Russell. Una ciudad que tiene dos costas. La principal que se concentra plenamente en su puerto, muy pintoresca esta parte y ahí es donde vas a encontrar todo. Y en la otra costa, está la playa, una playa calma y repleta de casas en la costa pero sin ningún atractivo en particular. A todo esto, cabe destacar que desde que salimos de Thames estaba lloviendo y no paró en ningún momento. La vida en un auto se hace muy complicada cuando el clima no acompaña. Como actividad, nos fuimos a subir un pequeño monte en Cape Reinga5Russell y mientras íbamos caminando bajo la lluvia y con una calma impresionante alrededor, vimos un pequeño pájaro, regordete, saliendo del bosque. Nos miramos y… «UN KIWI», no lo podíamos creer. Nos quedamos asombrados, nunca habíamos visto uno e incluso hay gente que vivió en Nueva Zelanda por MUCHOS MUCHOS AÑOS y nunca había visto uno. Era todo un acontecimiento. Nos acercamos a el, le extendimos la mano, se acercó a nosotros, lo vimos bañarse bajo la lluvia y nos quedamos contemplándolo, un buen rato, mientras nos abrazábamos. Un momento mágico después de algunos momentos tensos que habíamos tenido en el viaje, como pareja.

Volvimos a la ciudad, caminando despacito y vemos salir de una de las casas a este mismo pájaro que habíamos visto arriba. Preguntamos a un lugareño y nos dijo que era un WEKA. Nos habíamos creado un cuento mágico alrededor del Kiwi que habíamos visto y no era más que un pájaro normal… de todas maneras el momento mágico que pasamos, no nos lo quitó nadie. Además de que llegamos a la conclusión de que los pájaros KIWI, no existen.

Cape Reinga4

KERI KERI, KAWA KAWA Y SUS BAÑOS

Cape Reinga7Pasamos la noche en Russell y al día siguiente partimos hacia KawaKawa, ciudad intermedia entre Russell y KeriKeri. Una ciudad plenamente Maorí. El único atractivo turístico de esta ciudad era unos baños hecho a partir de material reciclado por el artista HunderTwasser. Única obra de este artista en el hemisferio sur. Linda la obra de arte, pero si pueden saltear este lugar, háganlo. Si lo agarran al anochecer, podría darles algo de miedo. Incluso, iba caminando por ahí y se acercaron a ofrecerme marihuana unas 4 o 5 veces. Unos momentos antes, teníamos la idea de pasar la noche acá, pero no nos importó manejar algún rato más hacia KeriKeri, una ciudad un poco menos tenebrosa. La ciudad grande mas al norte de Nueva Zelanda. Como dato muy trascendental, ultima ciudad dónde pueden llegar a encontrar un Pizza Hut, antes de volver del norte. Esta ciudad tiene que ser nombrada ya que aquí recibimos un mail donde nos decían que nuestra apelación había sido rechazada y nos iban a cobrar la multa… insistimos con un mail mas y no tardaron mas de medio día en contestarnos que nos consideraban la apelación por esta vez y no nos cobrarían la multa… La suerte iba cambiando!

CAPE REINGA Y EL HOMENAJE A OLI

Cape Reinga8Despertamos el 12 de Febrero en Keri Keri y así como nos despertamos, salimos en nuestro monoambiente andante hacia el Cabo Reinga. El faro mas al norte de Nueva Zelanda. Unas cuantas horas de viaje y llegamos, finalmente, con todo el clima pesado, húmedo y nublado, no se veía nada a pocos metros. No quisimos quemar la visita al faro así que no fuimos y nos quedamos en el camping del lugar. Único lugar en Nueva Zelanda donde los mosquitos toman el control, son amos y señores de cada parte del sector de Cabo Reinga cuando cae el sol, no hay nada que se pueda hacer para escapar de ellos, te salen hasta de la nariz y con toda esa incomodidad y mala experiencia nos fuimos a dormir, sabiendo que íbamos a ir a ver el Faro al día siguiente, cuando fuese 12 Febrero en Argentina.

Cape Reinga9

El norte es un lugar sin señal y te encontrás en desconexión total. Yo tenía intención de poder pasar el 12 de febrero conectado con mi familia, al menos, telefónicamente pero en esta oportunidad, no pudo ser debido a las circunstancias en las que nos encontrábamos.

Cape Reinga11Amanecimos el 13 de Febrero en Nueva Zelanda, siendo 12 de Febrero en Argentina y nos fuimos bien temprano hacia el Faro de Cape Reinga. Cuando llegamos al estacionamiento, vimos que estaba todo nublado y decidimos quedarnos adentro del auto, durmiendo algunas horas mas ya que no íbamos a poder ver el amanecer. En ese momento, divisamos a dos chicos italianos que nos estaban pidiendo ayuda. Se les había quedado el auto porque habían dormido a la noche con el auto cerrado (por los mosquitos) y el aire acondicionado prendido. Aprendieron, en este viaje, sobre el uso de la batería de un auto. Mejor dicho, sobre las cosas que no hay que hacer. Tuvimos esta experiencia de ayudar a estos chicos a que su auto recupere la batería y lo logramos. Nos sentimos útiles, una vez más.

Cape Reinga12Luego, nos avocamos a lo que habíamos venido. Nos sentamos en el auto, hablamos sobre Oli. Escribímos unas palabras para ella, que leímos los dos y nos fuimos caminando a la punta del Cabo. El lugar donde se encuentra el Faro y donde se unen el Mar de Tasmania con el Oceano Pacífico. Un lugar conocido en la cultura maorí como el lugar en donde los difuntos dan el salto al mundo de los espíritus. Caminamos hacia el borde de esa unión de los mares. Hacia el borde de esa unión entre los dos mundos y con Olivia en nuestros pensamientos, arrojamos el papel escrito y en ese momento empezó a llover nuevamente. Las nubes acapararon el ambiente e hicieron de la escena algo gris, cargado de emoción y colocándonos en ese lugar de duelo, en el que se encontraban nuestros corazones. Aquí les dejo el link a la entrada donde me explayo un poco mas sobre Oli: El Abecedario de Oli

 

LAS DUNAS GIGANTES Y LA BAHÍA DE LOS ESPÍRITUS

Cape Reinga13Partimos, nuevamente, nuestro viaje hacia el sur, con el alma llena de un lindo desahogo desde Cape Reinga. Nuestra próxima parada eran las dunas gigantes. No deja mucho lugar a la imaginación, pero eso no hace que llegar ahí sea menos impresionante. Cuando uno arriba, vé lo que se espera, unas dunas gigantes. Pero la realidad es que, entre tanto verde, en Nueva Zelanda, eso es toda una novedad. Montañas gigantes de arena que te colocan mentalmente en un desierto y al llegar a la cima podés ver para un lado una playa interminable (La playa de las 90 millas) y para el otro lado, podés ver un verde impresionante del que se cubre el continente. Nueva Zelanda nunca deja de sorprender con sus paisajes de los mas variados.

Cape Reinga14Cape Reinga 15

La próxima parada sería la bahía de los espíritus. Un lugar que se ganó su nombre debido a la leyenda de un gran jefe maorí que partió desde esta bahía para ir a buscar a su hija. Ninguno de los dos volvió nunca y la familia de este jefe maorí siguió esperando que vuelva a su tierra, la que lo vió partir. Al llegar a este lugar, una energía muy positiva nos invadió, una paz muy grande que nos invitó a quedarnos todo lo que quedaba de ese día, en ese lugar e incluso, aventurarnos a pasar la noche allí y eso hicimos.

Cape Reinga16Algo particular que tienen los campings del norte es que se basan en la buena fé. Hay urnas, donde uno debe colocar su registro de que pasará la noche y colocar el dinero justo. Si no tiene el dinero justo, debe dejar el dinero y esperar a que venga el manager y saque el dinero y te dé el cambio. El tema que no sabíamos era que si no estábamos en el lugar, y estábamos en la playa, el manager no nos dejaría la plata en el auto y tampoco vendría a buscarnos. Habíamos dejado 50 dólares para pagar la estadía de los dos que valía 15 dólares…. Ya habíamos pasado la noche y ya habíamos dormido allí. Pasamos todo el día en la playa, y nunca vimos al manager… aparentemente habíamos perdido esos 50 dólares, que habían desaparecido como los espíritus de la bahía… El viaje debe continuar. No podemos quedarnos lamentándonos por todo así que con un plan bajo la manga para recuperar ese dinero, partimos hacia Kaitaia, primer pueblo donde se puede encontrar una civilización razonable mientras uno baja desde Cape Reinga por la parte Oeste de Northland…

Cape Reinga 17

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *