Memorias

Para los que leen: Parece lejos pero estamos cerca – Mujeres

Movimientos realizados por las mujeres en reclamo de igualdad de derechos:

  • Derecho al voto femenino. Gracias a feministas como Alicia Moreau de Justo, Elvira Dellepiane de Rawson, Alfonsina Storni y Silvina Ocampo, quienes desde el siglo XX luchaban por la sanción de esta justa normativa.
  • Libertad en la vestimenta. No tenían decisión en su ropa. Debían vestirse de forma modesta.
  • Incorporación de la mujer al trabajo asalariado. La igualdad de salario y horas de trabajo.
  • Libertad sexual. Se promueve los derechos de la mujer sobre su cuerpo.
  • Métodos anticonceptivos artificiales para decidir sobre su maternidad.
  • La ONU creó ONU Mujeres, una entidad para la igualdad de Generó y el Empoderamiento de la Mujer cuya primera conmemoración fue el 8 de marzo de 2011.
  • Ni una menos, por la violencia, maltrato físico y verbal.
  • Aborto legal, gratuito y seguro (aún sigue en lucha)

Con esta lista breve y sintetizada quiero mostrar que lo que se reclama y se esta pidiendo es igualdad de derechos sociales, políticos y económicos. A lo largo de la historia para ser escuchadxs, ser respetadxs, la gente debe salir a las calles. En otro modo, hacerse escuchar.

¿Cuándo se ganó algo sin un movimiento o lucha detrás?

El 8M me movilizo todo el cuerpo, el alma, el ser. Miraba videos reclamando por ellas, por las que no están, por las que fueron, por las que no pudieron participar, por mí. Me enorgullece vernos, a las mujeres, empoderadas. Fuertes más que nunca, unidas.
Por si no se entiende, esto es una unión pero no en contra de los hombres, sino de un sistema que se condujo a beneficios patriarcales. Como la historia enumera, las mujeres siempre debimos luchar para ser partícipes dentro de una sociedad universal, en la vida cotidiana, en la vida monetaria, hasta de nuestro cuerpo. Somos una sociedad, y como seres debemos tener los mismos derechos… y estos ser respetados.

A veces, veo o leo personas que se ponen en contra de las mujeres o del feminismo. Creo que es por ignorancia o por, el simple hecho, de no entrar en conciencia. De no abrir un poco más el corazón y entender que es lo que reclamamos. Por supuesto, que las emociones en estas luchas pueden generar dolencias, resentimientos, enojos, temores, bronca por situaciones o circunstancias vividas no resultas o en pleno proceso. Y muchas hablamos a través de ese dolor, y al defendernos, capaz, excedemos nuestras palabras, voz o formas… pero sepan entender. Comprendan por lo que pasamos en el pasado, por lo que pasamos en el presente. Comprendan el sufrimiento de no ser respetadas. Me imagino que muchos tienen hermanas, hijas, amigas, novias… y saben, que al salir solas, ustedes se preocupan más de la cuenta. ¿Se preguntaron por qué? Los porqués de muchos actos que cotidianamente realizamos, como acompañar a la hermana, amiga, novia a la casa. Los padres más preocupados cuando las sus hijas salen solas, que cuando lo hacen sus hijos.

Ustedes entienden:

  • Entienden, qué tenemos que fijarnos que ropa ponernos por miedo a provocar algún abuso de parte de algún hombre que pase por la calle o cualquier ámbito.
  • Entienden, qué se nos juzga si una mujer llega a un puesto jerárquico dentro de una empresa es porque se acostó con el jefe o lo provocó.
  • Entienden, qué si nos abusan o nos tocan sin permiso, nos culpabilizan por dicho acto. Dejando de lado el acto del hombre.
  • Entienden, qué muchas veces callamos por miedo a los comentarios ajenos. A la no credibilidad en nuestras palabras. A la manipulación de nuestra psiquis diciendo que somos exageradas.
  • Entienden, qué salimos con miedo a la calle.

Sí, claro que lo entienden. Ustedes saben todo lo que sucede. Lo saben pero lo minimizan. Como si a nosotras no nos perjudicaría. O lo normalizaron como algo más de la vida misma.
Pero nosotras alzamos las voces porque comprendimos que esta normalización nos hace sufrir, nos angustia, nos trauma, nos corta la libertad, nos lastima y, muchas veces, nos mata. Porque hoy en día en Argentina muere una mujer cada 30 horas. Y se estipula que en el mundo mueren 137 mujeres por día, a causa del femicidio.

Queremos terminar con esto que sucede. Con esto que nos sucede. Concientizar el manejo de la sociedad, es una evolución para todxs. Porque una de esas muertes puede ser tu madre, hermana, novia, amiga, prima, sobrina o hija. Todxs estamos involucrados en este cambio. En esta transformación mundial. Sos parte aunque no lo veas, no lo sientas o no lo entiendas.

Por eso, necesitamos, también, de ustedes, hombres, para que esta desigualdad se rompa y seamos una sociedad regulada por la paz y el respeto ajeno. Necesitamos ser escuchadas, entendidas, protegidas como cualquier ser humano.

Por aquellas mujeres que murieron a causa del maltrato, el abuso sexual o psicológico, por el abandono, por miedo… por las que aún lo sufren, por la que están en proceso, por las que están empoderadas. Por todas las mujeres del mundo es que hoy nos unimos para decir BASTA.
Estamos juntando fuerzas para animarnos a hablar. Para darnos cuenta lo que somos. Para creer en nosotras.

Años y años de historia, de lucha, de revolución pidiendo que nos valoren, nos tengan en cuenta, nos respeten, nos den derechos… y seguimos acá lanzando la voz al viento. Espero que la lucha, finalmente, cese porque significará que mis hijas, nietas, bisnietas, y demás descendientes, vivirán en paz, en libertad.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: